Pages

 

Viaje por la Costa Este USA

10 comentarios
Ellos deseaban hace años realizar este viaje, a mi no me llamaba del todo la atención, pero en Diciembre de 2009 decidimos que lo realizaríamos, en esta aventura nos embarcaríamos 5 personas, mi costi y yo, nuestro amigo Javi que ya nos ha acompañado en aventuras como Paris, Londres y Bélgica; y Lina y Luis que fueron con nosotros en el viaje a Bristol y Milán.



Desde aquel momento empecé a leer, a buscar, a preguntar y… me enamoré. Jamas me había picado la curiosidad de ir a USA, pero tras la insistencia de mis acompañantes y la pasión que por él sienten mis ciber-amigos del Punto de Encuentro de USA, me enganché a este maravilloso país.
Antes de comenzar a relataros nuestras aventuras, quiero agradecer a todos los miembros que formais este foro, a todos los blogueros que habeis dejado vuestro aporte con los diarios que me han sido de mucha ayuda, a todos aquellos que habéis contestado a mis preguntas en el foro, y sobretodo mi especial agradecimientos a esas maravillosas personas que conocí en el Punto de Encuentro de USA, que me han ayudado y han seguido mi viaje con tanta expectación. GRACIAS.
Y tras esta introducción, señores pasajeros, abronchense los cinturones, que el vuelo con destino East Coast está a punto de despegar.

Día 1. 30 de Mayo de 2011

Esta primera etapa lleva por titulo un par de preguntas, y es que la semana previa al viaje, tuvimos unos cuantos incidentes que hicieron que el viaje peligrara.
En primer lugar el Domingo 22 de Mayo, saltaba la noticia sobre un nuevo volcán en erupción, el Grimsvötn, para mí, mi viaje peligraba mucho; no podía dejar de pensar en el caos aéreo que el año anterior había causado otro volcán, así que mis nervios estaban a flor de piel, y en lugar de tener una semana feliz, fue una semana de horror.
A eso se le sumó que el miércoles 25 de Mayo, me llama mi amiga Lina, y no tenía precisamente buenas noticias; a su marido, Luis, no le concedían las vacaciones, así que su viaje peligraba. Por un momento, nos vimos los 5 en tierra, y todas nuestras ilusiones se iban al garete.
Pero una vez mas hice caso a mis maravillosos consejeros del Punto de Encuentro y decidí no preocuparme en exceso y lo que tenga que ser será.

Y fue…finalmente fue.

El Domingo 29 de Mayo, nuestro amigos Lina y Luis, viajaron desde Chile a New York, en un viaje larguísimo de 23 horas, pasando por Santiago y Lima, hasta aterrizar en el JFK. Nosotros, mientras ellos volaban, íbamos en coche a Madrid, para coger nuestro vuelo, que salía desde la T4S a las 10:00 de la mañana.



Pasamos todos los controles correctamente, en el primero, donde ya facturamos las maletas, nos preguntaron si llevábamos todo tipo de objetos, cuanto tiempo hacía que teníamos los aparatos electrónicos y mas preguntas. Despues pasamos el control normal de policía, y de ahí el control de pasaportes. Llegamos a nuestra puerta de embarque y esperamos a embarcar.



Todo fue correcto, el vuelo fue muy bien, estuvieron constantemente dándonos de beber, de comer, y a mi las 8 horas de viaje se me pasaron “volando”.



Aterrizamos en el JFK, a las 12:00 hora en USA (las 18:00 en España), yo estaba feliz, feliz, feliz, no me podía creer que ya estaba allí. Bajamos rápido del avión y nos fuimos a pasar el famoso control de policía, y me esperaba de todo, desde que me mandasen “al cuarto oscuro”, hasta que mi nombre o el de cualquiera de mis acompañantes estuviese en la lista de criminales buscados y tuviésemos que estar horas esperando allí…, pero no fue así, todo rápido y perfecto, nos preguntaron cuantos días estaríamos allí, huellas dactilares, foto y… Have a nice holidays. Yupiiiiiiiiii, habíamos pasado bien el control y ya tocaba disfrutar de nuestras vacaciones.



Cogimos nuestras maletas de las cintas y nos dirigimos a la salida, entregamos el papelito que te hacen rellenar en el avión y, siguiendo las indicaciones, nos fuimos a coger el Air Train. Coger la combinación Air Train y metro es lo mas barato que hay para desplazarse hasta Manhattan, o en nuestro caso hasta Long Island; y es muy fácil de usar. El precio del Air Train es 5 dolares, se paga justo al salir, donde también puedes coger el billete de metro (2,25 $) o la Metro Card en nuestro caso por 29 $ para 7 días.



Cogimos la línea E de metro, desde Sutphin Blvd Archer Av JFK Airport hasta Queens Plaza, donde cerca estaba nuestro hotel. A cuesta con las maletas, llegamos al hotel. Ramada Hotel Long Island City, situado en Crescent St 38-30, con la parada de metro Queensboro Plaza (N-Q-7) a tan solo 10 minutos, Queens Plaza (R-M-E) a 15 minutos y 21St Queensbridge (F) a 10 minutos.
Allí nos estaban esperando Lina y Luis, ellos habían llegado hacía 2 horas y tras 6 meses sin vernos, el encuentro en Nueva York fue maravilloso.
En cuanto al hotel tengo que decir que todo fue positivo, tanto su ubicación cercano al metro, como la habitación. La habitación era para 4 personas, aunque la ocuparíamos 3. Dos camas de matrimonio, super comodas; aire acondicionado, el baño perfecto, espacioso y todos los días nos cambiaban las toallas y limpiaban la habitación. Ademas, teníamos una nevera que nos venía genial para tener agua fresquita. Y la guinda del pastel, fue abrir las cortinas y ver las maravillosas vistas que teníamos desde la propia cama.



En el hotel teníamos incluido el desayuno, había oído muchos comentarios sobre el espacio del lugar de desayuno y sobre la comida, pero en contra de todas las opiniones, tengo que decir que en nuestros 11 desayunos no tuvimos ningún problema, es más, a pesar de que el desayuno empezaba a las 6 de la mañana, hubo días que salíamos del hotel antes y nos pusieron cosas para desayunar antes. Es cierto que el espacio es pequeño, ya que hay 4 mesas y 16 sillas, pero nosotros nunca tuvimos problemas para sentarnos a desayunar.



Despues de dejar las maletas y darnos una ducha, nos fuimos a descubrir esta maravillosa ciudad.



Este fue el recorrido del primer día:



Cogimos el metro en la parada Queens Plaza, línea E hasta 34St Penn Station.



Nos bajamos, salimos a la calle y vemos el Empire State y en ese momento, después de toda la tensión acumulada la semana anterior, y todas las incognitas que habían rodeado el viaje…respiré y pensé: ¡¡¡¡POR FIN ESTOY EN NYC!!!! Felicidad…eso era algo mas que felicidad, estaba radiante, estaba eufórica, no sabría describir con palabras lo que realmente sentí, aunque se que cualquier persona que haya estado allí ha podido sentir lo que os estoy diciendo.





Nuestra primera intención era ir a la tienda B&H para comprar una tarjeta de memoria para la cámara, y eso fue lo que hicimos. De camino hacia la tienda, apretaba algo el gusanillo y se probaron los primeros perritos calientes del viaje, en la tienda hicimos las compras pertinentes, estuvimos viéndola de arriba abajo hasta que decidimos ir hacia Times Square.





Cogimos la 34St hasta la 7th Ave, y nos fuimos hasta Times Square, por el camino íbamos alucinados, fotos y mas fotos, y yo, que no me corto un pelo, vi un par de polis y me fui derechita ha hacerme una foto con ellos. Tengo que decir, que a lo largo del viaje me he fotografiado con bomberos, policías, marines…, de todo un poco, y siempre muy amables.





En Times Square flipábamos, y eso que era de día, cuando ya lo vimos de noche…os podeis imaginar. Había gente por todos lados, estaba lleno, pero en ningún momento sentí sensación de agobio.







Y como apretaba el hambre nos fuimos a comer algo, allí estaba el McDonalds de Times Square, y recordé que al lado estaba la cámara de Earthcam, donde el sábado siguiente tendría una cita con foreros y amigos, así que aproveché que Pepa estaba con el ordenador cerca y le dije que estaba allí, me hizo una ilusión tremenda que me viese el primer día recién llegada a Nueva York.





En el McDonalds aprovechamos para comer y reponer fuerzas, ya que nos quedaba todavía un rato de caminata.





Subimos por la 7thAve hasta llegar a Central Park, por el camino fotos y mas fotos, pasamos por tiendas de souvenirs donde aprovechamos para ver los primeros recuerdos y los primeros precios, fotito con los marines, y llegamos a Central Park. La primera vez que vi el parque fue en ese momento, y la verdad es que después de tanto edificio, tanto rascacielo…es una pasada ver esa extensión tan verde.







Continuamos bordeando Central Park, hasta la 5thAve, y nos encontramos con el famosísimo Hotel Plaza, que a mi me sacó una sonrisa al imaginar a Macaulay Culkin en la película Solo en Casa 2, Perdido en Nueva York.





Y allí enfrente estaba la Apple Store, que en unos años se ha convertido, aunque parezca mentira, en el quinto elemento mas fotografiado de La Gran Manzana, por detrás de Times Square, Rockefeller Centre, Grand Station y el Empire State.
Accedimos a su interior por el ascensor, y estuvimos allí un rato dando una vuelta, estaba llenita de gente.





Salimos de la Apple Store, y yo iba con toda la felicidad del mundo hacia la FAO, a tocar el piano de la película BIG, pero al llegar a la entrada, nos dice el hombre que estaba allí que ya habían cerrado, eran ya las 20:15. Así que…todo mi gozo en un pozo, pero ya que estamos allí, aprovechamos para hacernos una foto con el simpático hombre.





Continuamos nuestro camino por la Quinta Avenida, viendo tiendas como Louis Vuitton, Tiffany…, edificios como la Trum Tower, The Coca Cola Company… y la Iglesia de San Tomas, muy cercana a la Catedral de San Patricio, que estaba en obras.









Eran ya las nueve y media de la noche, y los cuerpos ya pedían algo de descanso, era nuestro primer día, habían sido muchas emociones y teníamos que descansar, así que decidimos coger el metro de vuelta al hotel. Para cenar, usamos una gasolinera que hay al lado del hotel, donde venden de todo, fruta, pasta, bocadillos…, así que compramos algunas cosas y nos fuimos a descansar.
En nuestra primera noche, el ESB nos recibió vestido muy americano, con sus colores azul, rojo y blanco.¡¡¡Que preciosidad cerrar los ojos con esta imagen!!!



Día 2. 31 de Mayo de 2011.

La noche anterior llamé a Gerardo, ya que teníamos contratada con él la excursión de Contrastes. Para nuestra sorpresa nos dijo que no fuesemos al hotel Milford, donde originariamente saldría la excursión, que nos pasarían a buscar por nuestro hotel, ya que al ser 5 ibamos a ir solos en un monovolumen. Aplausos Aplausos Aplausos Aplausos Aplausos
Así que nos levantamos a las 7:30, nos duchamos, desayunamos y a las 8:45 nos pasaron a recoger por nuestro hotel, en esta ocasión la excursión la realizaríamos con la mujer de Gerardo, Ana, y la verdad que fue todo un acierto contratar con ellos, fue muy amable, nos explico todo perfectamente, y fue todo super bien.



El recorrido que hicimos con Ana fue el siguiente:



Comenzamos nuestra excursión cruzando el Puente de Queensboro, aquí fue donde Ana nos dio la primera recomendación, nos dijo que si podíamos aprovechasemos la Metrocard y nos subiesemos en el teleferico de Roosvelt Island, lo apunté en mis notas mentales, para sacar un huequecillo y hacerlo si nos daba tiempo.



Continuamos nuestro camino por Park Ave hasta llegar a la 42 St. Park Ave estaba chulisima, me acordé mucho de Pepa, porque hay plantadas unas rosas gigantes a lo largo de toda la avenida, y recuerdo que ella en su día nos puso una foto. Cruzamos toda la 42 hasta llegar al Portaviones Intrepid.





Desde allí nos llevó hasta The Cloisters, que lo vimos por fuera, por falta de tiempo no pudimos visitarlo, Simmar me lo recomendó, pero ya tengo excusa para la próxima visita. Guiño



Desde aquí nos adentramos en el Bronx, Ana nos estuvo explicando que el Bronx se divide en tres partes: alto, medio y bajo.
Entramos por la parte alta, donde está Marble Hill, una zona chulisima, llena de casas residenciales y todo super cuidado.



De aquí fuimos al Bronx medio, en el que hay muchisimos negocios latinos, principalmente puerto riqueños, nos sorprendió la cantidad de carteles en español que había. Nos llevó hasta el estadio de los Yankees, y allí nos bajamos para hacernos unas fotos, y recorrimos un parquecito que hay al lado, mientras ella nos esperaba en la esquina con el monovolumen.







Durante toda la excursión, Ana nos iba contando anecdotas y curiosidades, ademas de ponernos musica acorde al momento, y al adentrarnos en el Bronx bajo, o Bronx "chungo", que así es como nosotros lo bautizamos, nos contó que hacía dos semana iba por allí mismo haciendo la excursión y vió como la policia había acordonado toda la zona, y les desviaron. Una semana despues, ella se acercó a una gasolinera que había allí mismo a preguntar, y el dependiente le comentó que ese día había habido un tiroteo, un hombre se pudo a disparar sin ton ni son, y la policia tuvo que retenerlo. Chocado



Podeis imaginar mi cara durante esa parte de la excursión, a mi cada historia que me contaba me sorprendía mas, y el punto del viaje fue cuando nos para y nos dice: ahora bajaros a la comisaría esa, y podeis verla por dentro... Chocado
Total que nos bajamos, y en la comisaría nos encontramos con el hijo de Ana y Gerardo, que tambien estaba haciendo la excursión con otro grupo, así que nos estuvo explicando algunas cosas y al entrar en la comisaria veo que hay un tio detenido y esposado... Chocado , como que nos vamos de allí no vaya a ser que se quede con mi cara Riendo Riendo
Nos hicimos unas fotos con los coches de policia, y volvimos al monovolumen.





Seguimos por el Bronx "chungo" hacia la zona donde hay mas graffitis, cada uno cuenta su historia. Desde el muchacho inmigrante que 4 policias mataron con 41 disparos, pensando que el chaval iba armado, cuando realmente estaba sacando su cartera para identificarse, y al que Bruce Springsteen dedicó la canción de American Skin (41 shots).




Pasando por el famosisimo grafiti de Jonathan, al que las balas perdidas le quitaron la vida; un vigilante de seguridad que una noche vio lo que no debía, o un humilde mecanico que perdió la vida por ver algo que no querían que viese; ademas de los graffitis homenaje que hay repartidos por el Bronx, como el de Big Pun y el de la pareja Headache Nelson y su novia Yolanda DeJesus; o el famosisimo graffiti pintado por 14 grafiteros, criticando la guerra, el dinero, y la politica, donde su personaje principal es el Tio Sam.







Una vez visto el Bronx, nos dirigimos hacia Queens, primero pasamos por una zona residencial con casas chulisimas y luego nos dirigimos al Flushing Meadows Corona Park, que fue creado para la Feria Mundial de Nueva York del año 39/40, y que luego se utilizaría tambien para la Feria Mundial del 64. Ademas, es muy conocido por la escena de Men In Black en la que la torre de observación se convierte en una nave espacial y termina estrellandose en la Unisphere.







Despues de estar un rato por el parque, nos metimos en un museo que hay en el parque, y que alberga una maqueta enorme de New York, lo curioso de la maqueta es que todavía se puede ver en ella las Torres Gemelas.





De aquí, volvimos al monovolumen y pasamos por el estadio de los Mets, al que esa misma noche iriamos a ver un partido, y de aquí nos llevó por una autovía hasta llegar a Brooklyn.





Allí en Brooklyn estuvimos viendo el Barrio Judio, y nos estuvo contando muchisimas curiosidades sobre su religion y estilo de vida, realmente sorprendente todo lo que nos contó Chocado , pero una de las cosas que más me llamó la atención, es que a ellos no les gusta que se les fotografíe ya que piensan que de esa manera se les quita el alma Chocado . Realmente fue muy sorprendente todo lo que nos contó.





Para terminar la excursión, cruzamos el puente de Manhattan con la canción de New York New York, un momentazo para nuestras gargantas y nuestras artes escenicas...¡¡¡¡menudo show!!!!!



Una vez finalizado el puente entramos en Chinatown, y allí terminó nuestro maravilloso recorrido. Agradecer a nuestra guia Ana, esta pedazo de excursión, sus anecdotas, experiencias, explicaciones, y las 6 horas maravillosas que nos hizo pasar. GRACIAS.





Aquí ya seguimos nosotros por nuestra cuenta, y el recorrido seguido fue el siguiente:



Fuimos caminando viendo Chinatown, todo lleno de carteles y tiendas chinas; hasta toparnos con Little Italy, que se ha reducido en un par de calles.







De aquí continuamos por Nolita y el Soho, Nolita es el Norte de Little Italy y llega hasta el cruce de la calle Mott con Prince St, allí se encuentra la que antes era la Catedral de Nueva York, hasta que en el año 1879 se construyese la de San Patricio en la Quinta Avenida.





Llegamos a Broadway, a la altura de Prince St, y continuamos nuestro camino hacia Greenwich Village, la verdad que esa zona nos gustó mucho, la vimos super tranquila. Y, ¡¡¡¡como me gustan las escaleras de hierro en las fachadas!!!!





Seguimos por University Pl hasta llegar a Union Square, allí estuvimos haciendonos fotos y paramos en un McDonalds a tomar un granizado y continuar nuestro camino hasta Flatiron District.







Al llegar a Flatiron District vimos el Empire State, y estaba precioso para hacerle fotos, un poquito mas adelante nos encontramos el maravilloso Flatiron, me encanta este edificio. Allí mismo vimos a un poli y... foto con el poli Riendo







Ya se hacía la hora de ir hacia el partido, así que cogimos el metro hasta Times Square, y de aquí la linea 7, hasta el Citi Field, el estadio de los Mets.



Al llegar allí, había un ambientazo impresionante, y eso que era un Martes. Estaban los de Pepsi Max dando latas gratis, un hombre disfrazando a su perro para apoyar al equipo...



Nosotros nos fuimos a la entrada, enseñamos nuestras entradas, que previamente nos habían enviado a casa a traves de la compra por internet en www.ticko.com. Entramos en la tienda de recuerdos, compramos algun iman y nos fuimos a localizar nuestros sitios.



A los pocos minutos comenzó el espectaculo, y es que así es como lo describiría, un espectaculo muy divertido, para abrir el partido suena el himno nacional, los mas patrioticos con la mano en el pecho, y despues de esto...!!!!QUE EMPIECE EL PARTIDO¡¡¡¡







Nosotros, por supuesto, ibamos a favor de los Mets, que en esta ocasión jugaban contra los Pittsburgh Pirates. Estuvimos allí unas 3 horas, y eso que no vimos terminar el partido, pero fue una experiencia única, primero que vimos como anochecía en el estadio mientras sobre nuestras cabezas no paraban de pasar aviones del aeropuerto de La Guardia, cenamos tipicamente unos Hot Dogs de Nathan's con patatas, cerveza y cacahuetes..., ademas, de estar todo el partido animando con el famoso: LET`S GO METS!!!! y bailando. Lo pasamos de fabula. Aunque ese día los Mets perdieron.







A eso de las 23:00 decidimos regresar al hotel, ya que al día siguiente nuestros cuerpos tenían que levantarse a eso de las 4:00 Chocado , sí, a las 7:20 despegaría nuestro vuelo a las Cataratas de Niagara.



Día 3. 1 de Junio de 2011.
Tininininininiiiiiiiiii....suena el despertador, miro el reloj y...las 4 de la mañana Chocado , nos toca madrugar que tenemos que coger el vuelo que nos llevará a Buffalo para visitar las Cataratas de Niagara, el avión en esta ocasión salió desde el aeropuerto de La Guardia.
Nos duchamos, bajamos a recepción, donde todavía no habían puesto el desayuno, y nos tomamos un café. Nos vamos al metro, en este caso cogemos la Linea N, que está operativa durante todo el día, a estas horas la frecuencia es de 20 minutos, así que a las 5:20 estamos subidos en el metro en la parada Queensboro Plaza, nos dirigimos hasta la parada Astoria Blvd.
Allí nos bajamos, y nos dirigimos a la parada del Autobus M60, que es el que nos dejará en la Terminal C de La Guardia, desde donde tenemos que embarcar.

Entramos y sacamos nuestras tarjetas de embarque, pasamos el control de policia, damos una vuelta por las tiendas y vemos que hay un McDonalds, así que aprovechamos para desayunar algo. Despues, nos dirigimos a nuestra puerta de embarque, y desde allí ya visualizamos nuestro pájaro. Menuda cara se nos quedó al verlo Chocado , la pregunta general fue: ¿ahí vamos a ir a Niagara?.



Comienza el embarque y todo bien, nos subimos en el avión, y tiene poco que caminar, solo 12 filas, y menudos meneos que pegaba el avión, sobretodo en el aterrizaje, que había turbulencias y con lo pequeño que era, se notaban mucho más. Eso sí, muy atentos, que para 50 minutos de viaje nos dieron algo de beber. Aplausos Aplausos



Aterrizamos en el aeropuerto de Buffalo, y yo que llevaba bien estudiado el diario de Marius, decidí que cogeríamos el autobús que te deja en 1 hora al lado de las Cataratas, así que nada mas llegar nos tocó esperar una media hora, hasta que llegase el autobús.





El precio que pagamos fue 1,75 dolares por trayecto, así que el total 3,50 dolares i/v, el numero del autobus el 210. Yo lo recomiendo 100%, sobretodo si quieres ahorrarte el dinero que te puede costar un taxi, que la diferencia es bastante grande, y eso que nosotros ibamos 5.



Tras una hora de viaje, muy amena, ya que vas recorriendo Buffalo y pasas por la Grand Island, el autobús nos dejó en la parada de Rainbow Boulevard at Niagara Street, la misma que cogeríamos para la vuelta, pero en sentido contrario.





El recorrido que seguimos fue el siguiente:



En primer lugar, al bajarnos nos dirigimos al Niagara Center, que está justo en frente de la parada, allí preguntamos para coger el Maid of the Mist, pero el tío se empeñaba en decirme que solamente se vendían los pack en los que se incluían mas atracciones, y por el "módico" precio de 70 dolares, y yo venga decirle que no, que solo quiero montar en el Maid of the Mist, total que el hombre se enfada conmigo y me dice que eso no existe Chocado , yo estaba flipada, total que cojo y le pregunto que por donde voy hacia las Cataratas y punto, ya me buscaré la vida.



Nos indica por que puerta salir, y llegamos en un momento a la entrada del Niagara Falls State Park, ¡Que emoción, ya estabamos cerca! Estuvimos haciendonos algunas fotos y localizamos el Visitor Center, entramos y preguntamos donde comprar las entradas para el Maid of the Mist, y esta vez si que me indicaron hacia donde ir.





Nos dirigimos a la taquilla correspondiente, y tras 13,50 dolares, nos adentramos en el observatorio, con unas vistas preciosisimas de las Cataratas, fue super emocionante e impresionante estar sobre ellas, verlas desde allí, ese caudal de agua tan gande, IMPRESIONANTE.







Tras las fotos y el ratillo allí, nos bajamos en el ascensor para coger el Barco, nos tocó esperar una media hora hasta que llegase nuestro turno, nos pusimos los chubasqueros y nos adentramos en la Catarata, fue un momento único, creo que ninguno de nosotros lo vamos a olvidar, sentir como te acercas, el sonido y derrepente verte debajo como te estas empapando y te sientes vivo, libre...subidón, subidón.









Dimos la vueltas por la Catarata Canadiense y regresamos al muelle, nos bajamos y no nos habíamos mojado tanto con los chubasqueros puestos, y derrepente vemos unas maravillosas escaleras en un lado de la catarta, a todo esto, yo pensaba que las escaleras tenian salida, cosa que descubrí que no tenían esa salida cuando llegué arriba. Así que sin saber eso, nos pusimos a subir y como hacía viento todo el agua de la Catarata venía hacia nosotros y nos pusimos caladitos, super emocionados, yo no podía ni abrir bien los ojos del agua que nos estaba cayedo, y llego al final de la escalera y se ha terminado Chocado , no hay mas escalera..., pues nada, a empaparnos el doble y a bajar por donde hemos subido.





Cuando terminamos nuestro momento lavadora, tocaba secarse, llevabamos los pies, las zapatillas, los pantalones, la camiseta...no os lo podeis imaginar...despues de esto no me metí en el Cave of the Wind, ya había tenido bastante Catarata Mr. Green Mr. Green Mr. Green . Nos secamos un poco en unos labavos y despues subimos de nuevo al osbervatorio y estuvimos un rato al sol secandonos, y con el aire que había aprovechamos a secar las zapatillas.





El hambre ya apretaba así que aprovechamos y nos fuimos a comer, antes de cruzar al lado canadiense, comimos en el Niagara Center, y desde aquí seguimos los carteles que te indican por donde se cruza al lado canadiense.





Comenzamos a cruzar el puente, que entre fotos, video y la distancia que tiene lleva unos 15 minutos. Al llegar te sellan el pasaporte y ... ¡Estamos en Canadá!







Bajamos por unas escaleras para ver las Cataratas desde ese lado, estuvimos dando una vuelta por la zona y aprovechamos para comprar algun souvenir, hasta que nos dimos cuenta que era la hora de volver a cruzar para coger el autobus de vuelta a Buffalo.







Al salir de Canada, tienes que meter 50 centimos justos para pasar, volvimos a cruzar el puente y nos fuimos a comprar agua, que hacía un calor tremendo, y a esperar que llegase nuestro bus, para regresar al aeropuerto.



Cogimos el autobus 210 de nuevo, en frente de donde nos había dejado por la mañana, y tras una hora, llegamos al aeropuerto.



Ahora es cuando viene la anecdota del día, entramos en el aeropuerto, me voy a hacer el check in para sacar las tarjetas de embarque y me pone la maquina que no están disponibles los asientos para mis vuelos Chocado , ya me veo durmiendo en las Cataratas..., me acerco a un mostrador y una señora super simpatica me dice que no hay problema, y que si quiero me adelanta el vuelo a uno que sale una hora y media antes, es decir, que salía en 5 minutos, y yo que vuelvo a acordarme de Marius, que adelantó su vuelo, le digo que sí, pero le advierto que solo quedan 5 minutos, y ella empeñada en que ¡no problem!. Pues vale, no problem, total que nos da las tarjetas y nos vamos corriendo al control de policia, y al llegar...¡menuda cola!. Yo, ni corta ni perezosa, me acerco a un poli, le digo que nuestro vuelo sale en menos de 5 minutos, y que con esa cola no voy a llegar, total que el hombre muy simpatico nos abre una cola aparte y nos deja pasar, y nosotros agobiados y corriendo, cual pelicula, y cuando llegamos a la puerta de embarque...DELAYED Chocado . ¿¿Como que delayed?? Me acerco al mostrador, le pregunto al hombre que allí había y me dice que está retrasado dos horas y media :shock:. Bueno, pues despues de la corridilla que nos dimos por el aeropuerto, nos fuimos a comer algo a una hamburguesería que había en el aeropuerto y a esperar a que saliese el vuelo.



Cuando llegó la hora embarcamos, y al montarnos en el avión ... otra media hora de retraso dentro del avión Chocado , yo no hacía mas que pensar que al día siguiente nos volvía a tocar madrugar porque ibamos a Boston, y que si todos los planes hubiesen ido bien, a las 21:30, como muy tarde, tendríamos que haber llegado al hotel, así que hicimos consenso entre el grupo y, por la hora de llegada que teníamos prevista, decidimos si ir o no a Boston. Por decisión popular, y pensando en que una vez es una vez, todos decidimos seguir con el viaje a Boston. Aplausos Aplausos Aplausos
Así que tras bajar de nuestro avión, cogimos el autobus hasta la parada de metro, allí el tren hasta nuestro hotel, y a dormir, eran las 23:30 de la noche, todavía teníamos que pasar fotos, videos y al día siguiente nuestro autobus salía de Manhattan a las 6:40, así que a dormir, que menudo día habíamos tenido de sensaciones, emociones y cansancio.


Día 4. 2 de Junio de 2011.

Nos levantamos muy temprano, nuestro autobus salía desde la esquina oeste de la 33rd St con la 9th Ave, a las 6:40.
Nos ibamos a Boston con la compañía Megabus, los billetes son muy baratos, y el viaje está bien, ya que tienes wifi y enchufes, con lo que se pasa muy rapido. Eso sí, una recomendación, llevad una chaqueta porque ponen el aire acondicionado a todo trapo.
Llegamos con media hora de antelación a la parada y comenzamos a subir en el autobus, el viaje duró unas 4 horas, y fuimos disfrutando de todo el paisaje y las carreteras americanas, que me flipan!!!



A eso de las 10:30 llegamos a Boston.

El recorrido que seguimos fue el siguiente:



Llegamos a la estación sur de Boston, y de aquí lo primero que hicimos fue acercarnos al Boston Common, para llegar hasta allí pasamos por el Barrio Chino de Boston, donde una vez mas todas las calles que lo conforman están con carteles chinos, es como si te adentrases en otro mundo.





Continuamos por Exet St, hasta llegar al verde parque, allí vimos nuestras primera ardillitas americanas, nos hicieron mucha ilusión, había un monton.





Estuvimos dando una vuelta por el parque, haciendonos fotos y viendo la de gente que había, ese día coincidía que la Selección Española de Futbol estaba en la ciudad para jugar un partido contra USA, pero no los vimos por allí. Lo que si vimos son un monton de excursiones, por todos lados niños con sus profesores hablando sobre la historia de America.





Desde Boston Common, comenzamos el Freedome Trail, que es una linea roja marcada en el suelo, y que te lleva por los lugares mas famosos de Boston.





Comenzamos por la Massachusetts Statehouse, que es el capitolio del estado de Massachusetts y el edificio mas antiguo de la región.





Desde aquí, la línea nos llevó a la Paulist Center & Chapel, al lado hay un cementerio, con tumbas muy antiguas y lapidas de piedra muy curiosas.



Continuamos nuestro recorrido pasando por la King`s Chapel y Tremont Temple Baptist Church, hasta llegar al old City Hall, allí encontramos un burrito que tiene historia, y es que cuando Andrew Jackson funda el Partido Democrata, haciendo popular el lema “el gobierno del pueblo”, sus adversarios, usan su nombre para burlarse, llamandolo “Jackass” (zoquete, burro...), pero él, inteligentemente, utiliza al burro como emblema del Partido Demócrata.







Continuamos y llegamos al Old South Meeting House, lugar donde dio comienzon la Revolución Americana.



Seguimos caminando por Liberty Square, hasta llegar a Quincy Market, donde había mucha gente, mujeres y hombres disfrazados de epoca que te contaban la historia de america, muchos puestos de souvenirs y hasta un grupo de chavales que tocaban en directo.







Seguimos caminando hacia la zona del puerto, bajando por John Fitzgerald Surface Rd, hasta Purchase St, por el camino ibamos haciendo fotos, y yo ví una estación de bomberos, y ya podeis imaginar lo que vino despues...foto con los bomberos Aplausos Aplausos







Llegamos hasta Dorchester Ave, allí mis acompañantes se quedaron descansando un rato, y yo decidí cruzar el puente, para poder ver el skyline de Boston desde el otro lado.







Cuando regresé decidimos volver hacia la estación para coger algun autobus que hubiese antes que el nuestro.



Al llegar nos acercamos al mostrador y nos dicen que por 5 dolares mas por persona nos hacen el cambio, así que lo pagamos y nos hacen el cambio. Cual es nuestra sorpresa, que despues de habernos cobrado resulta que le autobus viene con retraso, y terminamos cogiendo el mismo autobus que hubiesemos cogido originalmente, fuimos a reclamar el dinero, pero la taquilla estaba cerrada, y el hombre que allí había pasaba de nosotros. Una mujer muy simpatica nos estuvo diciendo, que muchas veces se aprovechan de esto para cobrar mas a los pasajeros, que la proxima vez que nos pasase nos negasemos a pagar, que no nos tenían que cobrar. Así que nos quedamos con la copla, y sin 25 dolares menos, pero lo que no sabíamos es que esto nos lo cobraríamos por otro lado, aunque lo sabreís en otra etapa.
Despues de las 4 horas de viaje, llegamos reventados, pasamos las fotos y a dormir. El día siguiente nos esperaba un día muy movidito con la NY Pass.


Día 5. 3 de Junio de 2011.

El día anterior estabamos reventados, nos habíamos acostado super tarde, así que hoy nos levantamos un poquito mas tarde, a las 9:00 estabamos desayunando.

Nuestro recorrido para el día de hoy fue el siguiente:



Cogimos el metro, en la parada Queens Plaza, la linea M, hasta la parada 34 St-Herald Sq, donde teníamos nuestra primera parada del día, el Empire State Building.





Nosotros teníamos comprada la NY Pass para 2 días, y en nuestro caso le sacamos mucho mucho partido.
Subimos para recoger las entradas con la NY Pass, estuvimos unos 10 minutos en la cola, ya había bastante gente.





Con nuestras entradas, nos fuimos al ascensor, que nos llevó hasta el piso 86, desde donde tendríamos unas vistas alucinantes de Nueva York, el día estaba super despejado y las vistas que tuvimos fueron alucinantes. Era la primera vez que tenía La Gran Manzana a mis pies, y es una sensación indescriptible.











Tras un buen rato allí arriba, que por cierto, menudo fresquito y menudo viento hacía, decidimos ir bajando para dirigirnos a la tienda B&H, donde Luis se compraría su nueva camara de fotos.
Cuando salimos de la tienda, nos fuimos caminando hasta el muelle donde están los cruceros de Circle Line Sightseeing.





Cogimos nuestras entradas, con la NY Pass, para un crucero de 2 horas, y como todavía quedaban 2 horas para nuestra salida, aprovechamos y nos fuimos a ver el Intrepid Sea-Air-Space Museum.



Recogimos las entradas con la NY Pass, y nos adentramos en el museo, lo primero que vimos fue el Concorde, que en esta ocasión no estaba abierto para entrar a su interior, así que nos tuvimos que conformar con verlo por fuera. Me encantó.







Tras ver el Concorde, nos adentramos en la parte interior del portaviones, donde se veían las cocinas, las habitaciones, etc...



Subimos un ascensor, y salimos al exterior, allí pudimos ver muchisimos tipos de aviones. Estuvimos viendolos, haciendonos fotos hasta que vimos que se hacía la hora de ir a nuestro crucero por el rio Husdon. Así que bajamos de nuevo y nos fuimos al muelle.





Al llegar nos pusimos en la cola, y en 10 minutos estabamos montados en el barco.



Comenzó nuestro crucero, que nos gustó mucho, ya que vas viendo toda Manhattan y New Jersey desde el Barco.







Nos llevó muy cerca de la Estatua de la Libertad, aunque nosotros la veríamos bien de cerca unos días despues.





El recorrido nos llevó hasta el puente de Queensboro, y allí dio de nuevo la vuelta para regresar hasta el muelle.







Desembarcamos y como teníamos que ir hasta Rockefeller Centre, donde se encuentran los estudios de la NBC, aprovechamos nuestra Metro Card, cogimos el M42 que estaba allí a punto de salir y nos ahorramos la caminata.



El autobus nos dejó en la 42nd St con la 6th Ave, desde aquí nos fuimos caminando hasta la NBC Experience Store, que está al lado de Rockefeller Centre, donde teníamos que recoger la reserva que teníamos para un Tour por los Estudios de la NBC. La reserva la efectuamos escribiendo a la NBC y dando nuestro numero de NY Pass.





Con nuestras entradas en la mano, nos pusimos en la cola para esperar, y allí ya nos dijeron que no podíamos hacer fotos durante el Tour, así que aproveché e hice las unicas fotos que tengo del interior, justo antes de entrar.





Nos llevaron por varios platós de la NBC, nos contaron la historia de la cadena, y finalmente, nos enseñaron como se graban las noticias, junto con el tiempo, en la NBC.
La visita estuvo muy entretenida, duró una hora y 10 minutos, y tras esto, pasamos por la tienda de recuerdos y salimos al exterior.







Solo nos quedaba una visita por hoy, y esta era el Museo de Cera Madame Tussauds, así que nos fuimos tranquilamente caminando, y disfrutando del atardecer entre los rascacielos.







El Museo está al lado de Times Square, presentamos nuestra NY Pass, nos dieron las entradas, y a disfrutar del museo. David, Javi y yo, ya habíamos estado en el de Londres, y nos gustaba mucho, Lina y Luis era la primera vez que iban a un Madame Tussauds, y se lo pasaron genial.



Fuimos recorriendo todas sus salas, haciendonos fotos y mas fotos, hasta que llegamos al final, habían pasado unas dos horas y media allí dentro. Y para terminar la visita, nos pusieron una pelicula de Happy Feet en 4D, duró unos 15 minutos y fue muy divertida.









Con tantas cosas que habíamos hecho, se nos pasó el día volando, eran ya las 22:30, así que cenamos por Times Square y nos fuimos al hotel a descansar.



Día 6. 4 de Junio de 2011.

El día de hoy se presentaba muy movidito, y no nos defraudó. El despertador sonó muy temprano, a las 6:30 de la mañana. A las 7 ya estabamos desayunando y muy felices porque teníamos una cita muy especial.
Cogimos el metro, linea N, desde la parada Queenboro Plaza hasta Times Square. Teníamos una cita en la Webcam de Earthcam, habíamos quedado para que nuestros amigos y familiares nos viesen, a las 8 de la mañana estabamos allí, felices porque nos estaban viendo en TS, estuvimos como 30 minutos por allí, y fue super especial, tengo que agradecer a todos los que nos visteis que estuvieseis allí, que para mi fue un momento memorable, un momento único y que jamas olvidaré. GRACIAS.









Fuimos a Port Autority para coger el metro, linea A, para ir hasta Cathedral Pkwy, donde comenzaríamos el recorrido de hoy:



Desde el metro, fuimos caminando a la Catedral de Sant John the Divine, es muy grande, pero por dentro está muy vacía, la parte de la entrada no tiene nada, está toda la planta practicamente vacía, hasta que te adentras y encuentras el altar.







Estuvimos allí un rato, y al salir nos dirigimos de nuevo al metro, cogimos la linea A de nuevo, hasta Columbus Circle, nuestra intención era coger unas bicicletas, ya que se incluian en la NY Pass, lo que pasa es que al llegar al lugar de alquiler, había que esperar mas de una hora para cogerlas Ojos que se mueven , así que decidimos, que en lugar de en bici, iríamos andando por Central Park.





Comenzamos a recorrer Central Park por la parte Oeste, fuimos subiendo poco a poco, pasando por infinidad de caminos, puentes y lugares que nos recordaban a peliculas, nos topamos con ardillas, mapaches, ciclistas, familias pasando la mañana, gente haciendo aerobic..., era alucinante, había muchisima vida, todo verde, y no se oía ni un solo ruido de la ciudad.









Caminando, caminando, llegamos hasta el Edifico Dakota, donde asesinaron a Lenon, y al volver a adentrarnos en Central Park, encontramos el homenaje que se le hizo a John, el Strawberry Field.





Continuamos caminando hasta llegar al Museo de Historia Natural. Entramos y fui al mostrador de NY Pass, donde recogí las entradas y nos dirigimos a su interior. Teníamos muy claro las secciones que queríamos ver, ya que si quisiesemos ver el museo entero necesitaríamos muchas horas.



Nosotros teníamos interes en ver la zona de los Dioramas de animales del mundo, que nos alucinó; y la zona de los Dinosaurios. Así que eso fue lo que hicimos.
En primer lugar fuimos a ver los Dioramas, había muchisimos y a mi me gustaron muchisimo, me parecieron que estaban muy bien conseguidos y que se veía perfectamente a los animales como si estuviesen en su habitat.









Desde aquí subimos a la planta de Dinosaurios, había bastante gente, estuvimos viendo todos los dinosaurios y fosiles, que son una pasada, y hay un monton.







Era la hora de comer, así que salimos del museo, y nos fuimos a comer. Cogimos el metro para ir a Times Square, comimos y volvimos en el metro al museo, para continuar desde allí nuestro camino por Central Park. Al bajarnos del vagón, vimos que había un grupo de Lolitas, así que les pedimos si nos podíamos hacer una foto con ellas.



Continuamos nuestro camino por Central Park, el camino lo seguimos cruzando desde el lado oeste al este, donde encontraríamos el MET. Vimos un grupo tocando musica, el Belvedere Castle y el Turtle Pond. Hasta que llegamos a la explanada enorme que allí se encuentra, había gente jugando al frisbee, otros tomando el sol, equipos infantiles jugando al baseball, y con todo ese ambientazo, nosotros decidimos echar un ratillo la siesta, así que allí nos tumbamos, algunos se durmieron y otros simplemente nos quedamos disfrutando de ese ambiente.









Estuvimos allí una hora, nos levantamos de nuestro reparador descanso, y nos fuimos hasta el MET, que era nuestra siguiente parada.
Al llegar al museo, nos acercamos al mostrador de NY Pass, y nos dieron nuestra chapita para entrar. El MET es enorme, así que tambien teníamos claro lo que veríamos, sino te puedes tirar no horas, días viendo el museo entero.



Nosotros en primer lugar, nos acercamos a ver la Colección de Arte Egipcio, en la que se incluye el maraviloso Templo de Dendur.







Desde aquí fuimos a ver parte de la Colección Romana y Griega, ademas de ver parte de Oceanía, y algo de pintura.









Salimos de allí y eran las 7 de la tarde, así que decidimos bajar tranquilamente hasta Rockefeller Centre, ya que aprovechariamos nuestra ultima entrada con la NY Pass, para subir al TOR.
Bajamos por el lado este del Central Park, despues de dar una vuelta porque nos metimos por donde no era y aparecimos de nuevo en el Belvedere Castle Confundido , y allí comenzó a llover, pero por suerte solo llovió 5 minutos. Ahora aprovecho para comentar que el tiempo que tuvimos durante los 12 días fue buenisimo, en el sentido que no hubo lluvia, pero hizo un calor de infierno.





Tras nuestra confusión, volvimos a dar la vuelta y llegamos de nuevo al MET, y ahora sí, hicimos bien nuestro camino hasta que llegamos a Rockefeller Centre.







Entramos y recogimos nuestras entradas, en la cola apenas había gente, como mucho esperamos 5 minutos.
Cogimos el ascensor, que no tiene desperdicio, ya que es super entretenido y una velocidad de vertigo Chocado
Llegamos arriba, y ahí estaba de nuevo la Gran Manzana a nuestros pies, estaba anocheciendo y era una pasada, como estaba todo iluminado. Si las vistas desde el ESB habían sido una pasada, esto era ya totalmente fabuloso. Ver Manhattan iluminada, y ver el ESB, el Chrysler, el MetLife, Times Square, Bryant Park, Central Park....fue un subidón, de noche es alucinante y 100 % recomendable.











Allí arriba estuvimos como 2 horas, hasta que decidimos bajar e irnos a cenar, y nos metimos en un Pizza Hut y KFC cercanos al Radio City Hall, y tenían en el sotano un comedor. Ahí vivimos un momento muy peliculero, ya que cogimos nuestra cena y al bajar al comedor no había nadie, bueno sí, un guardia de seguridad dormido sobre su brazo y con una cocacola en la mano. Total que nosotros nos ponemos a cenar, y empiezan a bajar tios, se van para los lavabos, entran y salen, dejan "cosas" en la basura, bajaba otro y cogía lo que el otro había dejado...y así un buen rato, hasta que nos coscamos, terminamos de cenar, y nos piramos de allí. Ya una vez fuera no podíamos parar de reirnos, y nos deciamos a nosotros mismos que si en pleno centro, con la de gente que hay, entras a un sitio que no hay nadie...muy normal no es. Mr. Green Mr. Green Mr. Green
Así terminó el día de hoy, llenito de buenos momentos y de felicidad. Al día siguiente era domingo y nos esperaba un gran día, como todos los que estabamos viviendo. Así que cogimos el metro y nos fuimos a dormir.



Día 7. 5 de Junio de 2011.

Como nuestra primera visita comenzaba a las 11, hoy aprovechamos y nos levantamos un poco mas tarde de lo habitual. A las 8:00 estabamos en pie, duchita y bajamos a desayunar.
Hoy nos tocaba ir a ver una Misa Gospel, así que cogimos el metro en Queensboro Plaza, linea N hasta Times Square, donde haríamos transbordo a la línea de metro 1, hasta la parada 125 St.



En primer lugar, fuimos caminando por el Boulevard de Martin Luther King Jr, hasta la 124 St, y desde allí hasta cruzarnos con la 7th Ave, donde nos encontramos de frente con la Iglesia donde iríamos a ver la Misa Gospel.





La iglesia elegida era la Greater Refuge Temple Health, y para nosotros fue todo un acierto. Al llegar ves como todas las mujeres y hombres van super arreglados, con sus mejores galas. Te dan la bienvenida, te preguntan de donde eres y te acompañan a tu sitio, te dejan bien claro que está prohibido hacer fotos y video. Estuvimos 5 minutos esperando sentados hasta que dio comienzo. Yo me qudé alucinada, la gente super devota, estaban totalmente emocionados, estaba el orador hablando y se oía en la sala: ¡¡ALELUYA!!!.
Era impresionante, y cuando cantaba el coro, en nuestro caso de hombre, era impresionante. Era una sensación dificil de describir.





Estuvimos allí como 1 hora, hasta que avisaron de que empezaría la misa "normal", y nos dijeron que si no queríamos nos podíamos ir. Nosotros nos fuimos, y salimos de allí todos encantados.
Como el día anterior habíamos estado en Central Park, y hoy amenzaba lluvia, decidimos hacer algo que no estaba dentro de nuestros planes. Nos fuimos a Coney Island.
Así, que aprovechamos de camino al metro para ver parte de Harlem, pasar por el teatro Apollo, ver algunos graffitis de la zona, vendedores ambulante, hasta que llegamos a nuestra parada de metro, 125 St, pero en este caso la línea D, que en unos 45 minutos nos dejaría directos en Coney Island.









Llegamos a Coney Island y el día estaba bastante feo, estaba nublado, pero damos gracias que no nos llovió. Comimos por allí y nos fuimos hacia la zona de la playa.





Estuvimos caminando por el muelle, viendo todo el ambiente que había, la gente en la playa, bañandose, jugando..., y nos adentramos en el Parque de Atracciones, que en tantas peliculas hemos visto.







Allí dentro, dimos una buena vuelta, yo estaba empeñada en encontrar al famoso Zoltar de la pelicula de Big, y hasta que no lo encontré no paré.





Salimos de nuevo a la zona del muelle, Lina se compró un mango decorado muy curioso, y despues nos fuimos tranquilamente hacia el metro, viendo la famosisma Montaña Rusa Cyclone.





En este caso, cogimos la linea de metro F, en la parada W 8 St- NY Aquarium, directa hasta 42 ST Bryant Park.





Nos bajamos del metro, y nos fuimos a ver el parque, me pareció chulisimo, ademas de las vistas que se obtienen del American Radiator junto al Empire State, y del Chrysler Building.







Desde aquí nos fuimos hacia Times Square, donde estuvimos comprando souvenirs, haciendonos fotos, y aprovechamos para entrar a ver la impresionante noria que hay en Toys r Us Chocado





Continuamos nuestro camino por la Quinta Avenida, y derrepente nos encontramos con un grupo de muchachos que bailaban Break Dance, así que nos empiezan a parar para hacer un corro, y comienza el baile...hasta ahí muy bien, pasan la gorra para dejarle un donativo, aprovecho y le digo que envie un saludo para Los Viajeros, y cuando todos pensabamos que estaban terminando sale uno de ellos a bailar, se para, se acerca a mi, y me saca a bailar Chocado , y yo, que perdí la vergüenza el día que nací, no me corté ni un pelo y me marqué un bailecito. Fue un momento buenisimo, nos reimos un monton, y todo está grabado y fotografíado. Aquí os dejo la muestra. Riendo Riendo Riendo






Tras el momentazo, seguimos por la Quinta Avenida, hasta llegar a la Apple Store, donde aprovechamos para ir a mirar unos precios que Treck me había pedido que mirase, y para conectarnos un rato a Internet.







Salimos de allí, y nos fuimos directamente hacia Times Square, que ya había anochecido, y allí nos pillamos algo de cenar, algunos en Sbarro y otros en McDonald, y aprovechamos para sentarnos en las escaleras de Tickets.





Cenamos allí super agusto, viendo el gentío que había y el ambientazo, despues estuvimos haciendo unas cuantas fotos. Como sabíamos que al día siguiente nos esperaba un día bastante madrugador y de palizón, nos fuimos hacia el metro, para volver al hotel, no sin antes aprovechar que la tienda Disney estaba abierta y hacer unas ultimas compras en el día de hoy.









Día 8. 6 de Junio de 2011

Hoy teníamos prevista la visita a Philadelphia. Nos levantamos muy temprano, a las 5 de la mañana, duchita, cogemos lo poco que han puesto del desayuno, ya que no es la hora, y nos vamos hacia el metro. En este caso hacemos la mima ruta que cuando fuimos a Boston, linea E desde Queens Plaza hasta 34 St Penn Station. Llegamos a la parada de Megabus a las 6:15 y nuestro autobús sale a y media.
El viaje se pasa muy rapido, el wifi en los autobuses es una maravilla. El recorrido duró 2 horas.





A las 8:30 nos bajamos en la estacion de auobuses de Philadelphia. Como habíamos tomado un café rapido en el hotel, nos paramos en un McDonalds y desayunamos algo.
Aprovechamos para ir al baño y ver todos los detalles que tiene la estación.





Salimos y en primer lugar nos dirigimos por Market St, en dirección al centro de visitantes, esa zona me gustó mucho, estaba llena de rascacielos, muy tranquila y sin mucho turismo.







En nuestro camino nos encotramos el City Hall, hicimos una cuantas fotos, le dimos la vuelta y aprovechamos para comprar unos imanes en una pequeña tienda que había.





Continuamos por Market St, hasta llegar al centro de visitantes, allí me acerqué a coger las entradas para ver el Independence Hall, la visita es gratuita.
Nos dieron los tickets para las 11:45, todavía nos quedaba una hora para entrar, así que aprovechamos el rato para entrar a ver La Campana de la Libertad, hicimos 10 minutos de cola y estabamos dentro. El recinto se ve rapido, estuvimos dentro una media hora.







De aquí nos fuimos al Independence Hall, pasamos lo controles de seguridad y nos pusimos a la cola para la visita guiada. Muy amablemente la mujer que oranizaba las colas y miraba las entradas, nos preguntó nuestra nacionalidad y nos consiguió información, así que nos dio unos tripticos explicandonos que era cada cosa y que había sucedido en cada una de ellas.
Comenzó la visita, y gracias a la mujer, nos enteramos un poco mas de todo lo que nuestro guia iba exlicando en ingles. Alli te cuentan como el Independence Hall ha sido usado para diferentes puntos claves de la historia de EEUU, como por ejemplo, que el 14 de Junio de 1775 se nombró a George Washington comandante de ejercito continental, o que el 4 de Julio de 1776 allí se firmó la Declaración de Independencia. Tras un rato de explicación y pasando de una sala a otra, empezó ha hacer mucho calor, y la ultima parte de la visita se nos hizo un poco pesada.







Salimos de allí y ya nos picaba el gusanillo, así que nos fuimos a comer, mis acompañantes eligieron el famoso Streek Cheese, que reconocen que estaba realmente bueno, yo me comí una ensalada cesar y un wrap.



Despues de comer, decidimos ir hacia el Museo de Arte, para llegar hasta allí fuimos caminando por Arch St, donde nos topamos con Chinatown.



Por el camino, pasamos por el parque JFK donde está la estatua de LOVE, la misma que hay ubicada en la Quinta Avenida de New York, solo que un poco mas pequeña.



Hacia muchisimo calor, y el camino hasta el Museo es largo, pasamos por la Catedral Basilica de San Pedro y Pablo, y por una fuente muy curiosa donde encontré ¡¡¡¡mi sapito!!!!







Por fin, llegamos al Museo, y allí estaba Rocky, nos hicimos unas cuantas fotos, y alguno de nosotros aprovechamos para subir las escaleras en plan Stalone, grabarnos algun video y hacer fotos desde arriba, las vistas de los rascacielos eran impresionantes.









Seguía haciendo muchisimo calor, y tras nuestra visita decidimos volver para la estación a ver si podiamos coger algun autobús antes del nuestro, el cual salía a las 18:30.
Había uno a las 17:30, así que esperamos la cola y cuando nos toca, nos dice el hombre que el nuestro es el siguiente, le preguntamos que si podemos adelantarlo si hay sitio y nos dice que tenemos que pagar, así que aprovechamos para decirle lo que nos pasó en Boston, que nos cobraron por adelantarlo y luego salimos en el nuestro por un retraso de ellos, así que le enseño todos los justificantes que habíamos pagado, y nos deja pasar. Al menos los 5 dolares por persona que habíamos pagado en Boston nos habían servido para algo.
El trayecto duraba 2 horas, pero al entrar en Nueva York…¡menudo atasco pillamos!. Estuvimos como 1 hora allí metidos, avanzabamos muy lentamente.
Finalmente, a las 20:30 llegamos a Manhattan, cogimos el metro para el hotel. Estabamos reventados, así que para cenar, nos cogimos en la gasolinera cercana al hotel un sandwick de pastrami, unos nachos y algo de fruta y nos lo comimos en el hotel.
Vimos como anochecía desde nuestra habitación.





Día 9. 7 de Junio de 2011.

La noche anterior nos fuimos a dormir un poco más temprano de lo habitual, ya que un día más nos tocaba madrugar. Teníamos la reserva para la Estatua de la Libertad, con subida a la corona, a las 8:00 de la mañana.
Sabíamos que teníamos que estar media hora antes allí y, como además, queríamos ver el Toro de la Bolsa sin gente, pues salimos del hotel a eso de las 6:45.
El metro tardó una media hora en llegar hasta Rector St, en este caso cogimos la línea N desde Queensboro Plaza.
Nos bajamos, caminamos un par de calles, y nos encontramos con el toro de frente, no había nadie, así que aprovechamos para hacernos fotos tocándole los huevos, toreándolo, o simplemente a su lado.







Continuamos hasta llegar a Battery Park, allí pudimos ver la Bola del Mundo que había hace 10 años entre las Torres Gemelas, en ella se puede observar los daños que le causó la caída de las Torres.





Nos dirigimos a Castle Clinton para cajear nuestra reserva por las entradas, nos las dieron y nos dirigimos a la cola para embarcar. Mientras esperábamos vimos una estatua que hay en el puerto, en la que se pueden ver a 4 marineros, y como uno de ellos cae al agua y otro está intentándolo rescatar.





Tras 10 minutos de cola, entramos al control de seguridad, menuda tienen ahí liada, si me apuras es peor que en el aeropuerto, a mi hasta me dieron unos pistoletazos de aire al pasar el arco de seguridad.
Nos montamos en el barco y fuimos disfrutando de las vistas y del aire fresco mientras nos alejábamos de Manhattan, y poco a poco nos íbamos acercando a ella, ahí estaba tan alta, tan “verde”…dando siempre la bienvenida.







Desembarcamos y lo primero que hicimos fue dirigirnos al centro de información, ya que al tener reservado el acceso a la corona, teníamos que recoger unas pulseritas de color rosa fosforito.
Ya con nuestras pulseras, nos fuimos a ver las vistas de Manhattan que teníamos y a fotografiar todo lo que veíamos, en este caso estábamos a espaldas de Miss Liberty.







Nos acercamos a la estatua, y al llegar tenemos que depositar las mochilas en unas taquillas, en las cuales metes un dólar y te da para 2 horas, tiempo suficiente para subir a la corona, bajar al pedestal y volver a bajar a la taquilla. Pasamos al control de seguridad, sí en la estatua hay otro control de seguridad, y al llevar la pulserita no nos hacen esperar cola, así que pasamos rápido y ya estamos dentro.
Nos toman nota de cuantos somos y nos dicen que en 10 minutos tenemos que estar de nuevo en el hall, así que aprovechamos para ir al baño y ver la antorcha que allí tienen.



Nos llaman y comienza nuestra subida, 354 escalones para arriba, en escalera de caracol y bastante estrecho. Pero finalmente llegamos, y allí estábamos en la corona de Miss Liberty, el espacio que hay arriba es reducido, apenas entrábamos los 5, estuvimos como 10 minutos disfrutando de las vistas. Por cierto, arriba hacía un calor tremendo, el hombre que allí había estaba con un ventilador y estaba asfixiado.







Nos dispusimos a bajar, y si la subida era de vértigo, la bajada era de infarto. Yo lo pasé peor bajando, me veía rodando en plan croqueta por el cuerpo de la estatua. Llegamos al pedestal todos sanos y salvos, y ¡por fin un poco de aire fresco!





Le dimos toda la vuelta al pedestal, nos hicimos fotos con el fondo de Manhattan que estaba precioso, vimos las Estatua desde sus pies, y volvimos a las taquillas para recoger nuestras pertenencias.





Ya con nuestras cosas, nos fuimos a la parte delantera de la estatua, dimos la vuelta, nos fuimos a la tienda de souvenirs y nos fuimos a esperar el barco que nos regresaría a Manhattan.









Ya estábamos de vuelta, así que miramos nuestro planning y nos dirigimos a la Trinity Church, es curioso el cementerio/parque que tiene, la gente estaba allí tranquilamente relajada, algunos descansando, otros comiendo algo…me gustó mucho. Entramos en la iglesia, que estaba decorada con una especie de banderas de colores que iban de lado a lado, aproveché para escribir en el libro de visitas, y dejar un saludo a mis viajeros.







Salimos de la Iglesia y nos dirigimos por Wall Street, llegamos a la Bolsa, y yo que estaba entusiasmada con ver la fachada con la bandera gigante, llego y no había bandera Trist . Hacemos unas cuantas fotos, vemos el monumento de Washington y nos dirigimos por…hasta Broadway, donde comimos en el McDonalds, mientras una señora tocaba el piano de cola que allí tienen.







Después de comer nos fuimos a la zona 0, estuvimos viendo las obras que se están efectuando y el memorial que hay a los bomberos que fallecieron.









Desde aquí nos fuimos a ver la Capilla St Paul, o Iglesia del Milagro, está todo en memorial a las victimas, el banco está todo rasguñado, hay un traje de bombero calcinado, y un montón de parches de los bomberos y policías que fueron a ayudar aquel trágico día.







Salimos, y nos dimos cuenta que ya era hora de ir hacia el Banco de la Reserva Federal, ya que teníamos nuestra reserva.
Llegamos, le enseñamos al poli de la entrada la reserva, nos dice que guardemos todas las cámaras y nos hace pasar.
Nos llevan al hall y nos ponen una pegatina de visitantes, comienza la visita, nos llevan a ver los lingotes de oro y nos cuentan la historia del dinero, además, hay un museo de monedas del mundo, a mi costi le gustó mucho.
Tras el recorrido y la visita, nos pusieron un video explicativo sobre como se manejan los dólares en la fabrica de la moneda, y para finalizar nos dieron de recuerdo una bolsita con dólares triturados.
A la salida, aproveché para hacer alguna foto.



Nuestra siguiente idea era cruzar el puente de Brooklyn, pero todavía eran las 5 de la tarde, así que recordé lo que nuestra guía Ana nos dijo en excursión de Contrastes, y nos fuimos al funicular de Roosvelt Island. Con nuestra MetroCard entramos, ya que es el mismo billete que el del metro. La verdad es que si se tiene un hueco, merece la pena, las vistas del Queensboro Bridge son muy chulas.









Al bajarnos, Lina y Luis nos dijeron que se iban a descansar al hotel, ya que llevábamos 9 días súper intensos, así que ellos se fueron, y nosotros nos dirigimos hasta la primera avenida, para ir bajando hasta la Grand Central, por el camino vimosel edificio curioso con forma de bolígrafo, unos parques muy cuidados con vistas al Queensboro Bridge, un porcelino como el de Florencia, y el edificio de la ONU, aunque sin las banderitas y en reformas estaba muy desmejorada.









Llegamos hasta la Grand Central, y vimos el Chrysler desde abajo.





Cogimos el metro, línea 6 hasta Brooklyn Bride-City Hall, tardamos en llegar unos 20 minutos y al llegar nos encontramos el puente de Brooklyn, así que comenzamos a cruzarlo mientras atardecía, la verdad es que es uno de los momentos más bonitos, cruzar el puente mientras anochece.







Cuando llegamos a Brooklyn ya era de noche, justo al bajar las escaleras nos encontramos con una funda de bici muy curiosa. Nos dirigimos hacia la zona de la playita para disfrutar de unas maravillosas vistas.





Llegamos y estuvimos allí un buen rato, haciéndonos fotos, y disfrutando de la noche que hacía con Manhattan iluminada ante nuestros ojos.







Se estaba haciendo tarde, así que nos tocaba volver, porque al día siguiente nos tocaba madrugon para ir a Washington, así que nos fuimos hacia el metro York, línea F hasta nuestro hotel, y por el camino, antes de montar en el metro, vimos el famoso Dumbo. El ESB estaba precioso de verde y enmarcado por el Puente de Manhattan.



Día 9. 8 de Junio de 2011

5:00 de la mañana suena el despertador, como cada día me levanto la primera, me ducho, levanto al resto del personal, y a las 6 estamos saliendo por la puerta del hotel. Cogemos el metro en la parada Queens Plaza, línea E hasta 34 St Penn Station; por tercera y última vez, hacemos cola para esperar nuestro autobús de Megabus, en este caso nos vamos a Washington. El bus sale a las 6:40, y bien entretenidos se nos pasan las 4 horas y media que nos separan de nuestro destino.
A las 11 llegamos a Washington.
En primer lugar, comentar que hace poco cambiaron la parada de llegada y salida de Megabus, ahora para en una explanada cercana a Union Station, está justo en North Capitol St NW con K St NW.
Nosotros, y creo que la mayoría que íbamos en el autobús, nos dirigimos por North Capitol St, divisando de lejos el Capitolio.



Llegamos al Lower Senate Park, el cual cruzamos para llegar hasta el Capitolio, en este parque había muchísimas ardillas, si en general en todo el viaje hemos visto ardillas, aquí en Washington vimos más que en cualquiera de las otras ciudades.







Seguimos por la avenida US-1 Alt, hasta llegar al Capitolio. No os podéis imaginar el calor que hacía, eran casi las 12 de la mañana y era exagerado, nosotros nos hicimos unas cuantas fotos y continuamos.
Íbamos hacia las escaleras del Capitolio, cuando Lina encontró un rinconcito en el que hay una sombra y una fuente, así que antes de seguir nos refrescamos y bebimos agua.







Regresamos frente al Capitolio, estaba lleno de excursiones de institutos, no había mucho turismo, estaba todo bastante tranquilo, y desde allí divisamos la explanada que nos tocaba cruzar andando, junto a ese sol de justicia.





Caminando por Jefferson Dr SW, encontramos el Museo del Aire y del Espacio, y ya íbamos advertidos en cuanto al tema de comer, como el National Mall es tan grande, y no hay sitios para comer, entramos en el Museo, vimos solo la parte de la entrada, por falta de tiempo, y nos dirigimos al McDonalds, que hay en su interior. Allí comimos, nos reparamos un poco del calor que hacía, y continuamos nuestro camino.
Al salir del museo, nos fuimos en dirección la Casa Blanca, seguimos por Jefferson Dr SW, donde vimos Hirshorn Museum & Sculpture Garden, y el edificio de Smithsonian Associates.









Llegamos a la 14th St NW, está justo enfrente del Monumento a Washington, continuamos por ella hasta llegar al Persing Park, donde nos sentamos un poco. Llegamos a alcanzar los 40 grados de calor, así que podéis imaginar que si, encima que caminábamos un montón, le sumábamos el calor, la sensación de cansancio y pesadez era el doble.





Tras el descanso, que nos vino genial, llegamos a la Casa Blanca, una zona muy tranquila, salvo por alguna manifestación pequeña que había. Nos hicimos unas cuantas fotos, y continuamos hacia el Obelisco.





Bajamos por 17th St NW, viendo el Vice President Ceremonial Office, que estaba en obras, hasta que llegamos a The Ellipse, una zona verde que, como su nombre indica, tiene forma de elipse. Allí otro pequeño descanso en el césped, y agua en las fuentes que había, se estaba en la gloria bajo los árboles que allí había.





Seguimos, guiándonos por el Obelisco, hasta que llegamos a él, según te acercas lo ves mas y mas grande, me gustó mucho estar allí debajo, todo rodeado de banderas americanas. Desde allí se podía divisar la Casa Blanca, por el lado opuesto al que habíamos visto.







Ya habíamos llegado a la mitad del recorrido que queríamos hacer, ahora nos tocaba el World War II Memorial, es curioso, la gran fuente que allí tienen toda rodeada de columnas con los nombres de cada estado.





Desde este monumento, y hasta el Lincoln Memorial, encontramos la famosa Reflecting Pool, que en este caso estaba feísima, porque estaba en obras y sin agua Ojos que se mueven



Así que, nos fuimos por el camino de árboles que hay, viendo las ardillitas como correteaban por allí, hasta que dimos con el Korean War Veterans Memorial.







Este memorial está al lado del de Lincoln, allí aprovechamos para subir sus escaleras, encontrándonos el punto donde el 28 de Agosto de 1963, Martin Luther King Jr , pronunció su famoso discurso "I have a dream"





Al llegar al final de las escaleras, te encuentras con el monumento de Lincoln, a mi me gustó mucho, era una de las cosas que mas ilusión me hacían de Washington, y es que no se porque pero me gusta mucho.
Nos sentamos allí un rato, viendo el Obelisco y el Capitolio.





Continuamos camino, para cruzar a otro estado, Virginia, y es que allí se encuentra el famoso Cementerio de Arlington. Cruzamos el río Potomac por el Arlington Memorial Bridge, eran las 5:30 de la tarde, y creo que fue el peor rato que pasamos de calor, se nos hizo eterno el camino.





Llegamos a Arlington, y por falta de tiempo, por el calor y el cansancio, solo pudimos dar una vuelta por fuera del cementerio, viendo alguna de las miles de tumbas que allí hay. Ya tengo excusa para volver Guiño





Teníamos que volver hasta la parada, ya que nuestro autobús salía a las 7 de la tarde, así que cogimos el metro en Arlington, línea Blue, hasta Metro Center, donde hicimos transbordo a la línea Red, hasta Union Station. Allí hay un centro comercial, aprovechamos para comprarnos algo de beber y nos fuimos a la parada.
El viaje de vuelta fuimos durmiendo, tardamos 4 horas y media, a las 23:30 llegamos a Manhattan, y a las 00:15 estábamos en el hotel. Creo que fue uno de los días mas agotadores, entre otras cosas porque llevábamos 10 días levantándonos temprano y había hecho un calor infernal. Así que nos fuimos a dormir, sabiendo que al día siguiente nos levantaríamos un poco mas tarde.


Día 11. 9 de Junio de 2011

Nos despertamos sabiendo que hoy sería la ultima noche que pasaríamos en la Gran Manzana, corrí las cortinas y a través de mi vaso de agua divisé los rascacielos, esos que me habían acunado cada noche con sus luces, y que cada día me habían dado los buenos días.



Bajamos a desayunar, eran las 9 de la mañana, nos fuimos al metro, y cogimos la línea E desde Queens Plaza hasta 42 St Porth Authority Bus Terminal.
Allí nos dirigimos a la ventanilla 222, donde compramos por 13,50 dólares por persona, el billete de ida y vuelta a los Outlet Jersey Gardens, nos montamos en autobus 111 y en 30 minutos llegamos a nuestro destino.



Al llegar hacia un calor de espanto, así que nos metimos para adentro y a ver tiendas. Comenzamos por la parte de abajo, entrando en las tienda que nos interesaban, a mediodía subimos al piso de arriba y comimos en la zona de restaurantes, unos en el Sbarro y otros en el que hay al lado que tienen como comida china y demás. Por la tarde, hasta la hora de irnos, estuvimos en la planta de arriba.



Nosotros nos compramos varias cosillas, en Calvin Klein unas gafas para David (37$), en la tienda Nike 2 pares de zapatillas, unas para mi y otras para David (90$), en Ralph Lauren unas zapatillas para David (60$), en Tommy Hilfiger 2 polos para David y un bolso (55$)y en la tienda Levis dos vaqueros para mi (28$).



A las 17:00 decidimos volver, ya que a las 20:00 teníamos que estar preparados para nuestra vuelta en limusina; 3 horas para volver y arreglarnos a priori estaba bien, hasta que vimos con el atasco que nos encontramos a la entrada de Manhattan, yo me temía que no íbamos a llegar.



Finalmente, aunque deprisa y corriendo, llegamos. Nos duchamos, nos arreglamos y a las 20:15 estábamos esperando nuestra limusina.



A las 20:30 nos tenían que recoger con una Stretch Lincoln Blanca, y ya eran las 20:45 y allí no aparecía nadie. Llamo al teléfono que tengo de reserva y me atiende en español un hombre muy simpático, me pregunta que si estamos esperando la Hummer que ya venía Chocado , ¿Una Hummer?-le contesto-no no disculpe, yo he contratado una Stretch Lincoln por 245 dólares las 2 horas para los 5; el caballero hace una pausa y me vuelve a decir: si, si, no se preocupe su Hummer va para allá... Chocado
Pues nada, en cosa de 5 minutos, vemos aparecer un pedazo de Hummer, yo me quedo alucinada, y sí, como me dijo el hombre, por el mismo precio y con lo mismo que incluía la otra.



El interior una pasada, todo con lucecitas, un espacio como para 20 personas, nos pregunta que donde queremos ir, y le decimos que por toda la zona centro, total que nos tiramos dos horas dando vueltas por todas las avenidas y calles, llegamos hasta el Downtown. En la limo teníamos incluida una botella de champán, agua y refrescos.
Y una de las mejores sensaciones fue, entrar en Times Square con la cabeza por fuera, escuchando la cancion Roll Up de Wiz Khalifa (os he dejado el video al principio de la etapa), y sintiendo como las luces iluminan tu cara...ALUCINANTE



Después de las 2 horas, nos deja en la Quinta Avenida, nos hacemos unas fotos con la limusina y nos vamos a cenar algo por Times Square.



Íbamos alucinados, eran casi la 1 cuando cogimos el metro y decidimos volver al hotel, era la primera vez que vi ratas en el metro de NYC, puede parecer muy asqueroso, pero de tanto escuchar que había ratas, hasta me llamaba la atención verlas, y fue en nuestra ultima noche cuando las vimos Ojos que se mueven , no tengo fotos de ellas...aunque tampoco son muy agradables Riendo Riendo


Día 12. 10 de Junio de 2011.

La noche anterior dejamos todas las maletas preparadas, que un poco mas y no nos cierran…
Bajamos a desayunar, dejamos las maletas en la recepción y dejamos hecho el check out.
Hoy solo teníamos previsto hacer una cosa, ya que a las 2 tendríamos que estar en el aeropuerto.
Cogimos el metro, línea N en Quennsboro Plaza hasta Whitehall St, allí se encuentra el helipuerto donde teníamos que coger un helicóptero para dar una vuelta sobre Manhattan.
En proporción es lo más caro del viaje, pero sin duda es 100% recomendable, es una experiencia única y además, una gran despedida de la city.



Llegamos al helipuerto, y tuvimos algún que otro problema, ya que según la compañía no habían recibido mi email de confirmación, después de un rato solucioné el asunto, nos dieron nuestros chalecos salvavidas y nos montamos en el helicóptero.



El vuelo duró 12 minutos, nos llevaron hasta Central Park, fuimos viendo todos los rascacielos, Nueva Jersey y la Estatua de la Libertad. La verdad es que se pasa rápido, pero fue súper emocionante.







A mi me tocó de copiloto, así que disfruté de unas vistas magníficas.





Salimos del helicóptero y nos dirigimos al metro South Ferry, se encuentra en la entrada del ferry a Staten Island, donde cogimos el metro hasta Times Square.



Allí comimos algo y nos volvimos al hotel para recoger nuestras cosas. Para llegar al aeropuerto repetimos la jugada de la llegada, metro y Airtrain.
El resto os lo podéis imaginar…facturación, espera, vuelo de 6 horitas a Barajas, y mucha tristeza por haber vuelto y alegría por haber ido.

En este diario he intentado describir todo lo que he sentido y vivido en esta gran ciudad, aunque tengo que reconocer que ni las fotos ni la descripción hacen justicia, si ya habéis ido imagino que sabréis a lo que me refiero, y si todavía no la conocéis, animaros, es un viaje inolvidable, y que sin duda hay que hacer una vez en la vida.
No hay nada como sentirse en el centro del mundo (Times Square), como respirar tranquilidad (Central Park), como sentir vértigo (Empire State), como disfrutar de un anochecer (Top of the Rock), como vivir la historia (MET), como recordar (Zona 0), como sentirse americano (Partido de los Mets)…y así podría estar horas diciendo lo que en cada sitio pude vivir y sentir, pero sin duda lo mejor es ir y volver diciendo…

I LOVE NEW YORK


Paz y Amor. Babysapito

Postamigo










Nueva York 2011 de Viajes y Vivencias


10 comentarios:

David dijo...

Ha sido un viaje increíble, y espero compartir muchos más contigo y con gente tan estupenda!!

Grace dijo...

Le paso el enlace de tu blog a una amiga que en 5 días se va para NYC, quien pudiera, eh?

Mafi dijo...

Ok Grace, que gusto poder irse a NYC ahora en invierno, y pasar allí unos dias. Ains quien pudiera... jajajaja

Jairen dijo...

Me ha gustado mucho el diario y ojalá yo también pueda contarlo algún día no muy lejano.

Mafi dijo...

Jaire ya veras que dentro de poco puedes ir y disfrutar de este increible viaje. Gracias por leerme y seguirme. Un beso

diario_viaje_kiana dijo...

Todavía no había leído tu relato de EUA y ya que me he pasado por tu blog por los premios Liebster he aprovechado.

Qué viaje más completo!! Supisteis como aprovechar el tiempo al máximo, me he cansado sólo con leerlo!!! Jejeje.

Además limusina, helicóptero, el maid of the mist EUA por el aire, mar y tierra! Las cataratas y las vistas desde el Rockefeller tienen que ser espectaculares...

Tomo buena nota para cuando visite este país!

Un abrazooo!!

Loli amanecer dijo...

Hola a todos, me ha encantando este viaje, es un sueño, bueno mi sueño que espero poder realizar con mi familia. Gracias por compartirlo. Un abrazo

Anónimo dijo...

Muy bueno el relato, yo estuve en el 2011 en febrero y ahora vuelvo en abril de 2013. Me encanto tu forma de expresarlo.

La unica observación que te hago, es que yo soy judio, y eso de que si sacan fotos a los judios ortodoxos no les gusta pq "le quitan el alma" no es asi, de hecho muy lejos de la realidad que ellos piensen que cualquier cosa hecha en la tierra pueda quitar algo que D´s da.
Les molesta la fotografia, como nos molestaria a cualquiera de nosotros si la gente los ve como fenomenos porque estan vestidos de negro con sobretodo a pesar de ser verano.
No te lo digo como una critica, sino para que tengas tambien otra opinion mas alla de la que te dieron en la excursion.

Daniel Prado dijo...

A mí Boston es una de las ciudades que me más me ha gustado visitar, ya que está llena de encanto, cultura e historia, a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes....

Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

Guía turística de Boston

Saludos

viajes a India dijo...

Buenas días, escritor. Me llamo Seema y soy mujer de la India, Tengo titulo maestra en Turismo. Estoy leyendo su artículo de viajes y turismo, y después de leer su artículo yo puedo decir que hay muy bien informaciones sobe viajes y turismo. Hay muchas informaciones sobre cultura de viajes también. Estoy pensando a viajar a su país por ver cultura desfrutar comida. Realmente según de este blog su país es muy interesante. Cuando yo estaré en su país podemos dar información sobre viajes a India. Finalmente quiero decir que su blog va a ayudar mucho a los viajeros que quieren viajar a su país.

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios