Pages

 

Rutas por el Pirineo. Volumen IV

5 comentarios
Agosto de 2011, cuarto verano consecutivo que nos plantamos en el Pirineo Aragonés. Este año nuestras intenciones se centraban en cruzar todo el Parque Natural de los Pirineos y llegar hasta Lourdes.

Con la ruta bien clara, nos levantamos temprano y emprendimos camino. Al igual que el año anterior, nos dirigimos hacia Sallent de Gállego, para cruzar la frontera y continuar ruta por Francia. En esta frontera, nos encontramos, a parte de un frio impresionante en pleno Agosto, una tienda ambulante de quesos. Paramos, probamos algunos quesos, y compramos. ¡¡¡Una delicia!!!





El día estaba totalmente nublado, y hasta llegar a Lourdes, nos esperaba bastante mal tiempo. Aunque, no por ello el paisaje dejó de ser menos bonito. Pasamos por cantidad de pueblos franceses, Laruns, Louvie-Juzon, Mouletine, Bruges, Asson, Saint-Pe-de-Bigorre, cada uno más bello que el anterior. Tras el recorrido, que nos llevó un buen rato, empezamos a divisar muchísima gente. Indiscutiblemente habíamos llegado a Lourdes, y es que si por algo se caracteriza, es por la cantidad de fieles que cada día visitan este lugar.






Nosotros no somos fieles, ni mucho menos, pero teníamos ganas de ver esta ciudad, desde otra perspectiva, aunque es inevitable ver la parte más religiosa, y tambien la más comercial. Y es que, como le decía a David, si quitamos todo lo comercial, y apartamos el negocio religioso que allí se ha formado, la ciudad es preciosa. Fue todo un descubrimiento caminar por sus calles.

Lourdes está situada en las llanuras de Bigorre, al sureste de los Altos Pirineos. Cuenta con aproximadamente 16.000 habitantes, aunque cada año la visitan más de 5 millones de personas, en su mayoría turismo religioso.

Aparcamos nuestro coche en la Plaza Peyramale, en un parking privado subterráneo, porque había tantísima gente que fue imposible encontrar un sitio en la calle.



Lo primero que encontramos fue la Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón. Fue construida sobre los cimientos de la antigua Iglesia de San Pedro. Inaugurada en el año 1903, en su interior se pueden encontrar restos de la historia de Bernadette, la pastora francesa que dijo haber tenido 18 apariciones marianas, y de donde viene la fama religiosa mundial de la ciudad de Lourdes.





Al salir, teníamos ganas de comer, y lo que más cercano y mas rápido encontramos fue un McDonalds, así que comimos rapido y seguimos recorriendo rincones de la ciudad.
Nos dirigimos por la Rue de la Grotte, y nos dejamos perder por la callecitas, hasta que llegamos a la principal, al Boulevard de la Gotte.




Allí es donde más tumulto de gente encontramos, ya que casi toda se dirigía hacia El Santuario de Nuestra Señora de Lourdes.
Llegamos al río Gave, desde donde divisamos el Castillo de Lourdes. Este Castillo es anterior al año 778 y sufrió el asedio de las tropas de Carlo Magno. Durante muchos años fue propiedad de diferentes Condes, los de Bigorre y los de Champagne,  y de diferentes países, Francia e Inglaterra. Después de la Revolución Francesa, se convirtió, durante tres siglos, en una prisión. Finalmente, en 1921 pasó a albergar el Musée Pyrénéen.





Cruzamos el río, y en el otro lado del puente encontramos la entrada de la Basílica de Nuestra Señora de Lourdes. Repleto de fieles, con un jardín super largo lleno de cruces clavadas al suelo. Y al final de la explanada de césped, encontramos el Santuario. Esta iglesia, fue construida después de la última aparición mariana que Bernadette dijo tener, en el año 1858. Posteriormente, en el año 1874, el Papa Pio IX le dio el titulo de Basílica.




Nos acercamos hasta la Basílica para verla por dentro, pero estaba atestada de gente. Al salir encontramos una procesión de curas, o al menos de hombres religiosos, que iban a dar una misa, y unas vistas increíbles del Castillo y la ciudad. Estuvimos un rato viendo todo lo que por allí se cocía y nos fuimos de la zona religiosa.





Nos volvimos a meter por las calles de Lourdes, encontrando preciosos rincones.




Después de un paseo, volvimos a nuestro coche y decidimos regresar a casa de mis abuelos, el camino de vuelta fue muy bonito, con unos paisajes maravillosos.





Y un año más, hemos descubierto otro rincón maravilloso de los muchos que nos depara la zona sur de Francia. Este verano esperamos encontrar algo nuevo, y seguro que tan precioso y sorprendente como siempre.

Paz y Amor. Babysapito.

5 comentarios:

mapani dijo...

Que bonito Mafi!!no sabía que era una ciudad tan bonita quitando lo religioso. Como siempre, estupenda aportación para todos!! Ahh las fotos con el caballo una maravilla!!

Mafi dijo...

Muchas gracias Mapani. La verdad merece mucho la pena darse una vuelta por aquella zona, es preciosa. Y Lourdes, es una ciudad, que apartando la masificación religiosa está genial. Un beso

b dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!

Aunque eres tan insultantemente joven que no sé si debería felicitarte.....

me encantan tus entradas de los Pirineos, porque son los paisajes de mis vacaciones de infancia, de mis recuerdos más felices, aunque yo estaba en la competencia: Lleida, en un pueblito entre el valle de Aran y el de Boí.

Mafi dijo...

b, en primer lugar muchisimas gracias por seguir mi blog y leer mis entradas, y por tu comentario, que sin duda anima muchisimo, Y segundo muchas gracias por felicitarme el cumpleaños, y van 24 cumpleaños, aunque solo 6 reales jajajaja, es lo que tiene nacer en año bisiesto.

Gracias y un beso

Caliope dijo...

Increible lo que se cuece en Lourdes! quitando el tema ese no me esperaba que fuese tan bonita, pensaba que era solo la iglesia y poco más. Cada vez que te leo las entradas de Pirineos me dan muchas ganas de ir. Para variar, estupenda entrada. Un besazo y muchas felicidades :)

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios