Pages

 

Zamora

11 comentarios
Os quiero hablar de la ciudad que vio crecer a una de las personas mas importantes que hay en mi vida, David.
Estoy hablando de Zamora.

Esta pequeña ciudad se encuentra situada al noroeste de la Península Ibérica, hace frontera con Portugal, y tiene una población bastante baja si la comparamos con otras provincias españolas, unos 65.500 habitantes.

Pero, ¿que hace especial a esta pequeña ciudad?, bajo su titulo "Muy Noble y Leal", encontraremos a su gente, sus rincones, su paz, su tranquilidad..., y una infinidad de adjetivos que podría ponerle, a esta "desconocida" dentro de España.

Me gustaría que me acompañaseis a dar una vuelta por esta maravillosa ciudad.




Comenzaremos nuestro recorrido por su Plaza Mayor, de planta cuadrada y empedrada. En ella reconocemos tres edificios, el Ayuntamiento, el Antiguo Ayuntamiento (actual sede de la policia), y la Iglesia de San Juan Bautista. En este ultimo edificio, podemos encontrar la famosa estatua llamada "El Merlú", que hace referencia a la Semana Santa zamorana.



Desde la Plaza Mayor, tomamos la Calle de San Torcuato, donde encontramos un callejón, que nos lleva al Teatro Principal de Zamora. Dicho teatro se inauguró en el año 1876, y fue declarado Bien de Interes Cultural, a finales del siglo XX.


Seguimos por la Calle San Torcuato, donde encontramos el Palacio de los Momos. Es un edificio renacentista, con muchos elementos propios del gótico isabelino. Actualmente, alberga el Palacio de Justicia.




Desde aquí, nos metemos por la calle de la izquierda, la Calle de Santiago, que desemboca, en la famosa Calle de Santa Clara. Aquí encontramos la Iglesia de Santiago del Burgo. De estilo románico, data del siglo XII, y mantiene su estructura original de tres naves.




Volvemos hacia la Plaza Mayor, en este caso para llegar a la Plaza de Viriato, donde encontramos el Palacio de los Condes de Alba y Aliste, actualmente, convertido en Parador Nacional, y, La Diputación Provincial.



Dentro de la plaza adoquinada, y con algunos árboles, veremos el Monumento a Viriato. Por todos los zamoranos es conocido este hombre, ya que lideró la tribu lusitana, que hizo frente a la expansión de Roma en el territorio entre el Duero y el Guadiana. Aunque no se sabe con exactitud, cuenta la leyenda popular, que Viriato nació en Torrefrades, localidad del municipio de Bermillo de Sayago, en Zamora.




Al lado de esta plaza, encontramos la Biblioteca Pública de Zamora, ubicada dentro de la antigua iglesia del Convento de la Concepción, construido en el siglo XVI.



Pegada a la Biblioteca, podemos admirar la Iglesia de San Cipriano, de estilo románico, data del siglo XI. Pertenece al grupo primitivo de Zamora, ya que su construcción fue anterior a la de la Catedral.




En la Calle Rua de los Francos, hay dos iglesias, primero la de Santa Maria Magdalena, de estilo románico, y construida entre los siglos XII y XIII. Un poco más adelante, encontramos la segunda iglesia, de San Pedro y San Idelfonso, tambien de estilo románico, pero en este caso, se empezó a construir antes que su vecina, en el siglo XI.




Seguimos callejeando por esta increíble ciudad, y, cerca del Obispado de Zamora, hay un mirador precioso en la Calle de Troncoso. Desde allí podemos ver el magnífico río Duero, con sus 897 km de longitud, se convierte en el tercer río más largo de España. Nace en los Picos de Urbión, en Duruelo de la Sierra (Soria), y desemboca en Oporto (Portugal).
En la ciudad de Zamora, sobre el Duero, podemos encontrar 5 puentes, pero sin duda el más destacado, es el Puente de Piedra. Construido en el Siglo XII y, de tipo románico, se utilizó, y utiliza, como conexión entre la ciudad, y los barrios situados en la margen opuesta del río.




Llegamos al final de nuestro paseo por Zamora, y para terminar hablaremos de la Catedral de Zamora. Está inscrita dentro del Románico del Duero, y es la más pequeña, y la más antigua de las catedrales de Castilla y León. Se construyó entre los años 1140 y 1174. En 1889 fue declarada Monumento de Interes Nacional. Desde el claustro de la Catedral, podemos acceder al interior de ella, y al Museo Catedralicio de Zamora.








La Catedral de Zamora, se encuentra pegada al Castillo y su Parque. El Castillo, de estilo románico, data del siglo XI. En el parque podemos tener unas maravillosas vistas de la Catedral, el Castillo y las afueras de la ciudad de Zamora.





Sin duda, Zamora es una ciudad que sorprende a sus visitantes, se merece una visita. Os animo a todos a conocer este bonito lugar, donde, además de toda la historia que tiene, comereis de lujo en diferentes sitios. Os dejo alguna referencia.


Para tapear:

Bar Caballero --  Calle Flores de San Torcuato, 4.

Bar La Canoa -- Avenida Tres Cruces, 2.

Cafetería Dolfos -- Santa Clara, 26

Bar El Lobo -- Horno de San Torcuato s/n


Restaurantes:

Restaurante Mirador del Duero

Restaurante Serafín

















Paz y Amor. Babysapito


11 comentarios:

David dijo...

Me encanta mi ciudad :) Pena estar tan lejos...

Mafi dijo...

Es una ciudad preciosa, aunque esté lejos siempre estará ahí, para recibirnos cada vez que vamos. Animo a todo el mundo a visitarla.

Artabria dijo...

Sí que es una ciudad preciosa, sí. Nosotros íbamos a hacer solo noche en ella para descansar de un viaje largo y nos sorprendió muy gratamente.

Grace dijo...

Pues no conozco Zamora pero seguro que es tan bonita como el resto de ciudades de Castilla León y seguro que se come igual de bien, Tengo que ir!

Anónimo dijo...

Preciosa ciudad, muy orgulloso de vivir en ella, tranquilidad ante todo. genial la entrada. Un besito !

Caliope dijo...

Tengo una importante deuda pendiente con toda esa zona, estoy deseando ir y ahora leo esta entrada y tengo que apuntar otro atractivo más. Tengo que ir sí o sí. Igual en semana santa.. Enhorabuena por la entrada y besos para ti y David.

Mafi dijo...

Artabria la verdad es que Zamora es una ciudad que sorprende a sus visitantes. Me alegro que te gustase, gracias por seguir el blog!!! Un saludo.

Grace y Pepa estoy segura que os gustará si os pegais una escapadita por allí. Muchas gracias por vuestros comentarios y por seguirme. Un besazo

Javi (Anonimo, jajaja), tranquilidad, buena comida, y muy buena gente, todo eso distingue a esta pequeña ciudad. Un beso.

Beatriz dijo...

Hace unos años hicimos nuestra escapada navideña a Zamora y vinimos encantados. Es preciosa, la cantidad de monumentos románticos es sorprendente y me encantaron los edificios de principios del XX.
Super recomendable!!!!
Eso sí, joer qué frío...

Mafi dijo...

Beatriz gracias por leer el relato, desde luego que en Zamora hace mucho frio, y más en invierno. Nosotros vamos mucho por allí. Pero en verano se está super agusto.

Maria / Lugares que visitar dijo...

La ciudad de Zamora me encanta pero lo que realmente me gusta de la provincia es Puebla de Sanabria y su Lago. Has estado allí?

Anafi dijo...

Soy zamorana y tengo pasión por mi ciudad. Es verdad que es pequeña, pero realmente es preciosa. Tiene rincones con un encanto muy especial, recorrer su casco histórico es un paseo imprescindible para los sentidos...y para el alma. Recomiendo su visita de una manera muy especial...y no sólo por su románico, también por pequeños retazos del modernismo.
Si podéis visitarla durante la Semana Santa no lo dudéis , y descubriréis la austeridad, el silencio y la plasticidad de sus procesiones...pero de lunes santo a domingo de resurrección...

Publicar un comentario

Deja tus comentarios